Las mujeres en la Lírica Parte II

ANNA RENZI

Anna Renzi, también conocida como Anna Rentia o Anna Renzini.

Nació en Roma en el año de 1620 y falleció después de 1662. Es difícil datar su muerte pues en aquella época cuando desaparecían de la vida pública no había paparazzi ni cosas por el estilo que siguieran sus pasos, ni tampoco hay exégetas al respecto.

Cursó estudios y probablemente algo más con Filiberto Laurenzi, con el que se traslado a Venecia  en 1641, donde debutaría en el papel de Deidamia en La finta pazza de Francesco Sacrati.

En una de sus criticas Alex Ross nos cuenta:

El poeta Giulio Strozzi la aclamó como cantante de una “inteligencia admirable y singular”, cuya entrega parecía “no memorizado sino nacida en el mismo momento”, incluso después de haber hecho un papel en particular veintiséis veces. Renzi dijo poco, viendo los que la rodeaban y adoptaban sus gestos, como la ocasión lo demandaba. En el escenario, desapareció en sus personajes, dando rienda suelta en la alta comedia y la tragedia de una noche de alta la siguiente.

En 1644, Strozzi publicó una colección de ensayos y poemas en alabanza de Renzi, La gloria della signora Anna Renzi romana (“Las glorias de la dama romana Anna Renzi”),  En ellos describía la versatilidad de La Renzi como cantante y actriz, así como la calidad inigualable de su voz,

Lo que es indiscutible es que nuestra heroína estaba en lo más alto del caché Veneciano a mediados de siglo XVII, sobre todo en la década de los cuarenta. De hecho el propio  Claudio Monteverdi en alguna de sus ópera creaba roles adaptados a su estilo de interpretación y registro vocal.

Fue la Diva indiscutible de los Teatros Novissimo y SS Giovanni e Paolo de Venecia.

Su roll  más recordado es su creación del papel de Ottavia en L’incoronazione di Poppea de Monteverdi (1643, La Coronación de Poppea ), cuyo libreto fue escrito por Giovanni Francesco Busenello. A principios de 1650 contribuyó en algunas producciones en el Teatro S Apollinar. Trabajo fuera de Venecia de forma circunstancial, en la corte en Innsbruck entre 1653 y 1655,  su carrera activa transcurrió principalmente en Venecia, la última actuación de la que hay referencia data del año 1657. En 1659 dejó la ciudad

La Renzi, como Prima Donna operística tenía una independencia económica que no era habitual a las damas del Siglo XVII. En los contratos que nos han llegado    

En 1649 firmo con el bailarín y coreógrafo Giovanni Battista Balbi como socia  para producir en Florencia la ópera La Deidamia (“La loca”, con música de Laurenzi, aunque no está constatado ).  Negoció un contrato de matrimonio en 1645 con  Ruberto Sabbatini, probablemente el mismo violinista con el que colaboró  en Innsbruck a principios de los años 1650, aunque el matrimonio nunca fue documentado. Hizo un arreglo similar para casarse en 1662, pero es otra vez confuso si el acontecimiento ocurrió nunca; Las referencias a este supuesto matrimonio son las últimas noticias sobre la vida de Renzi.

La primera Prima Donna.