Las mujeres en la Lírica Parte III

En el artículo de hoy vamos a tratar de otra luchadora.

En los Estados Unidos de los cincuenta no solo era mujer sino que además era

negra. Me refiero a la Gran Leontyne Price.

Nació en un barrio marginal de Laurel (Mississippi) el 10 de Febrero de 1927.

Sus padres pronto vieron las posibilidades y la capacidad que tenía Leontyne.

Pero había un problema la poca capacidad económica de la que disponían, su

padre trabajaba como empleado en un aserradero y su madre era ama de

casa. Encontraron la solución cambiando el fonógrafo familiar por un piano, que

ella empezó a tocar desde su infancia. Una familia de la casta influyente de

Laurel, Los Chisholms, notaron sus facultades y la animaron a seguir con sus

estudios y la contrataban para los recitales que daban en su casa. Leontyne

Price, consiguió una beca en la Universidad Central del Estado, Wilberforce,

Ohio. Estudió la carrera de educación musical, y canto. Con el apoyo de la

familia Chisholms y el profesor Paul Robeson, consiguió una nueva beca para

continuar sus estudios en la Juilliard School.

Cuando estaba haciendo sus estudios en Juilliard, Price debutó el roll de Bess

en la ópera Porgy and Bess de George Gershwin. Una obra compuesta con

música afroamericana, fue haciendo una gira de esa representación por

Europa cuando conoció al que sería su marido: William Warfield, que actuaba

como Porgy. Las cosas al final se torcieron y se divorciaron en 1972 después

de veinte años de matrimonio.

Su debut como prima dona fue en un programa de televisión en la NBC. En el

roll de Tosca. Esto trajo bastantes problemas a la cadena pues el público no la

acepto bien, recordemos que era negra en la América de los cincuenta. No

obstante se tuvieron que rendir ante el éxito y la buenas críticas que obtuvo.

En 1957, Price debuta por fin como protagonista en un teatro en el papel de

Madame Lidoine en la ópera Diálogos de carmelitas de Poulenc para La Ópera

de San Francisco.

En 1958 es invitada por Herbert von Karajan para debutar en Europa como

Aída en la Ópera Estatal de Viena.

El 2 de julio de 1958, Price debuta en el Royal Opera House, del Covent

Garden. Dos años después hizo un roll protagonista en La Scala de Milán. Fue

el 21 de Mayo de 1960 con Aida de Verdi. Fue histórico al ser la primera

cantante de color que hacía un protagonista en esa sala.

27 de enero de 1961, Leontyne debuta en el Metropolitan Opera de Nueva

York, con Il Trovatore. Aquella noche la ovación duró 42 minutos, una de las

más largas en la historia del teatro. Fue su sala de preferencia ya que

representó en Nueva York 200 funciones con 16 personajes.

Precisamente en ese teatro se retiró del escenario operístico en 1985 cantando

Aída, aunque ofreció recitales hasta entrada la década del 90.

Leontyne Price, a sus noventa años, vive en el Greenwich Village en la ciudad

de Nueva York.