Las mujeres en la Lírica V

LA MUJER EN LA LÍRICA V

MARÍA CALLAS 2ª PARTE

Como íbamos diciendo:

Continúo haciendo cosillas hasta que en Enero de 1947, teniendo como agente

a Eddie Bagarozy, canta Turandot en Chicago.

En esas estaba cuando conoció en Nueva York al tenor italiano Giovanni

Zenatello. Director del Arena de Verona que la contrata para cantar La

Gioconda de Ponchielli. En este viaje a Italia conocería al que sería su esposo

Battista Meneghini, Industrial de la construcción. Treinta años mayor que ella y

que fue fundamental para la gestión de su carrera como soprano.

Después de su debut en Verona y aunque fue un éxito se volvió a quedar en el

paro, pero entonces ya contaba con el "apoyo" del acaudalado Battista y pudo

continuar estudiando canto y debuto en La Fenice de Venecia con Tristán e

Isolda (Wagner) y a partir de ahí empezó a aclararse su futuro.

En 1949 se casa y cambia su nombre por María Meneghini Callas.

Como ya dijimos la semana pasada, nuestra Callas era una mujer grandota y

muy corpulenta, en la década de los cincuenta decide bajar de peso para

acercarse más al perfil de sus interpretaciones.

Es quizás por eso que debido al esfuerzo tendrá pronto un declive anticipado

en su voz. Aunque también pudiera ser por su agitada y desgraciada vida

particular.

María Callas debuta en 1958 en el que sería su gran roll Violetta en La

Traviata.

De esta obra de Verdi se considera la mejor representación una que hizo en

Lisboa y de la que se conserva la considerada mejor grabación. Fue hecha por

una amiga personal del tenor que debutaba el roll de Alfredo en su casa con

una grabadora casera y desde la radio. Con micrófono, entonces no había

grabación interior. Este tenor que entonces empezaba no era otro que Don

Alfredo Krauss. Fue el 27 de Marzo de 1958.

El tres de noviembre de 1959 abandona su marido por el naviero Aristóteles

Onassis que había conocido unos meses antes en una fiesta en Paris.

Y llegó el principio del fin. La Callas se retira de los escenarios y se dedica a

una intensa vida social retratada fielmente por el papel cuché de la época y se

agravan los signos de deterioro que ya habían avisado anteriormente.

En 1961, con Medea en la Scala, tuvo malas críticas. El 11 de Septiembre del

mismo año con Jasón el público comenzó a pitar. Aguanto el abucheo hasta la

escena en que Hipsipila le dice a Jasón:”Crudel”. Paró y dirigiéndose al

público volvió a cantar “Crudel”; señalándoles con el dedo. Hizo otra pausa y

continuo señalando al público ” Ho dato tutto a te”&. Haciendo un gesto como si

los amenazase. Los asistentes dejaron de silbar y recibió una clamorosa

ovación al acabar. Pero aún así había comenzado el declive

El 20 de Octubre de 1968. Onassis la abandona para casarse con la viuda de

Kennedy, Jacqueline. Callas nunca pudo superar ese revés. Ni siquiera cuando

Onassis quiso volver porque su matrimonio con la americana era un verdadero

desastre.

Hizo una rápida incursión en el cine con La Medea de Pasolini en el año 1969.

En 1970, el 25 de mayo, acudió de urgencia al hospital con un intento de

suicidio por barbitúricos.

El 16 de septiembre de 1977 María murió en su casa de Paris. Su funeral e

incineración tuvieron lugar en el cementerio parisino de Pére Lachaise.

Aunque la versión oficial dice que falleció de una crisis cardiaca hay exegetas

que dicen que fue un suicidio por tranquilizantes.

Su urna fue robada y recuperada pocos días después. Para que no volviese a

suceder arrojaron sus cenizas al Mar Egeo.