EL BARBERO DE SEVILLA

El Barbero de Sevilla, es una zarzuela, en un acto, divido en tres cuadros, con libreto de Guillermo Perrín y Miguel Palacios.  Con música de Gerónimo Giménez y Miguel Nieto. Se estrenó en el Teatro de la Zarzuela de Madrid el 5 de febrero de 1901.

La acción transcurre entre Madrid y Burgos, en la época del estreno (1901).

Dentro del espectro del género chico, es reseñable destacar el campo del teatro dentro del teatro, explotado largamente y con ejemplos tan claros como El dúo de La africana, o el Género ínfimo, ofreciendo siempre una visión caricaturesca y paródica, con resultados muy felices. En este caso, los libretistas emplean un recurso conocido (el de una aspirante a cantante, que se encuentra la oposición de un familiar), para crear situaciones de gran comicidad y ofrecer un planteamiento escénico muy bien logrado.

En el apartado musical cabe destacar la colaboración de dos grandes músicos, Miguel Nieto y Gerónimo Giménez, creando una partitura fresca y de gran trabajo, con retazos de la ópera y en el tratamiento vocal, siendo célebre, sobre todo, la famosa polonesa: Me llaman la primorosa.

Al estar recreada en la Ópera el Barbero de Sevilla, IBERLIRICA aprovecha para introducir arias de la Partitura original de Rossini: Aria del Si el mío nomme, Aria: Largo al factotum della città, Dúo: All’idea di quel metallo,  la cavatina de Rosina: Una voce poco fa, coro: Piano pianissimo, Etc.