LA VERBENA DE LA PALOMA

Con música de Tomás Bretón y libreto de Ricardo de la Vega, esta  Zarzuela se estrena en Madrid el 17 de febrero de 1.894. ¡Cómo no! en el Teatro APOLO.También llevaba por título: El Boticario y Las Chulapas y Celos mal reprimidos. Su título hace referencia a las fiestas madrileñas del mes de agosto, concretamente el día 15, cuando se celebra la procesión de la Virgen de la Paloma.

Se estructura en un solo acto, dividido en tres cuadros, siendo una zarzuela prototipo del género chico. Siendo el primero de duración más breve y el segundo más extenso, para llegar a un tercero extenso también, con la particularidad de que mientras en los dos primeros hay una gran abundancia de números musicales, en el último cuadro no hay ninguno salvo el final de la obra. Aparecen personajes tan entrañables y recordados como las chulapas, el sereno, los guardias, el boticario, el tabernero, etc., además de otros tan castizos como Don Hilarión y su amigo Don Sebastián, la tía Antonia… Todos estos personajes son muy característicos del viejo Madrid del siglo XIX.