LA REVOLTOSA

Este sainete típico madrileño se desarrolla en una clásica corrala donde viven Felipe y Mari Pepa.

Felipe presume de ser el único que resiste los encantos de Mari Pepa, aunque está enamorado de ella. Mari Pepa da celos a Felipe con el vecindario, aunque la que se pone celosa es ella  cuando ve a Felipe con dos chulapas a las que llama par de tordas.

 Mari Pepa y Felipe se encuentran en el patio de la corrala y después de discutir de nuevo en plan chulapo acaban reconociendo su mutuo su amor. Sin embargo, su arreglo les dura poco. Porque después Felipe le reprocha a María Pepa mirar a otros hombres y esto les lleva a otra discusión. Aún así, mantienen todo el asunto en secreto.

Las vecinas, hartas del comportamiento de sus maridos hacia Mari Pepa, deciden escarmentarlos. Para ello les hacen creer que Mari Pepa los ha citado. Cada uno les suelta una excusa para no acudir a la verbena y  acudir a la cita con Mari Pepa. Las mujeres, actuando como si no supieran nada, les dan su permiso para que no las acompañen y después descubrirles en el último momento. Finalmente, cuando se desenreda el engaño, Felipe confiesa su amor ante toda la vecindad y Mari Pepa se arroja definitivamente a sus brazos.

La música es de Ruperto Chapí y el Libreto de José López Silva y Carlos Fernández Shaw